7 consejos para educar hijos respetuosos

Amor 854 Visitas

A la hora de criar a tus niños, deberás poner lo mejor de ti y enseñarles todo lo que puedas. Los valores son gran parte de la enseñanza.

El respeto es el valor del que hablaremos hoy en este artículo. Es un valor importantísimo y muy necesario para vivir. Es importante aprender a respetarse a uno mismo y aprender a respetar a los demás y a todo lo que nos rodea.

¿Quieres saber cuál es la mejor forma de inculcar el respeto? Con amor y con más respeto claro. Los niños deben tener esta enseñanza para poder vivir más felices y poder prosperar en la vida.

¿Cómo enseñar sobre el respeto?

1- Escuchando

Una de las cosas más importantes que como padres debemos hacer es escuchar a nuestros hijos. Darles la posibilidad a que se expresen, escucharlos, valorarlos y estimarlos es lo mejor que podemos hacer.

Los niños quieren sentirse valorados y contenidos, quieren que los escuchen y les respondan, que alguien los reciba de algún modo. Y esto les enseñará sobre el respeto pues tu lo tendrás a la hora de oirlo. 

2- Dando el ejemplo

Dar el ejemplo es de los pilares más importantes a la hora de enseñarles algo a nuestros hijos. Si nosotros le faltamos el respeto a él o a otra persona delante de él pues absorberá esta información.

Si de lo contrario nosotros nos mostramos amables, solidarios, sinceros, confiando y respetando a todos los seres que nos rodean, pues ellos aprenderán de lo mejor.

3- Siendo sincero

Si uno es sincero en el manejo de su vida ya sea con los que lo rodean o con su hijo mismo esto será una gran ventaja a la hora de mostrarle sobre el respeto al pequeño.

La sinceridad se liga al respeto de manera casi instantánea pues decirle la verdad a alguien es respetarlo. Es cuidarlo, protegerlo, valorarlo y mucho más.

4- Expresándose

La libre expresión también se relaciona estrechamente con la sinceridad y con el respeto pues decir lo que uno piensa es respetarse a uno mismo, es poder ser fiel a sus propios pensamientos y deseos.

A su vez la expresión implica respeto hacia los demás, decir lo que uno piensa de manera honesta siempre y cuando no lastime al otro y no le diga algo que lo haga sentir incómodo. 

5- Siendo empáticos

La empatía es gran parte del respeto. Tener la capacidad de ponerse en los zapatos del otro, de pensar en qué puede sentir y luego qué decir o cómo accionar según esta comprensión de la otra persona, es un gran valor.

Gracias a la empatía uno puede ser más respetuoso pues su capacidad de proyección aumenta cuando uno piensa en los demás y deja de pensar tan solo en uno mismo.

6- Con normas de convivencia

Las normas de convivencia deben ser claras pues si hay claridad en cómo son, hay claridad en cómo se respetan y cómo no. Esto permite que el niño sepa qué está haciendo cuando lo está haciendo.

Saber los límites con claridad nos permite mayor flexibilidad y mayor compromiso. Cumplirlas es respetarlas y aceptarlas.

7- Con amor

Siempre que necesitemos transmitirle algo a nuestros hijos, siempre que queramos darles una enseñanza o marcar un punto importante lo mejor es hacerlo con amor y dulzura.

Todo lo que venga en este formato los niños lo recibirán, lo escucharán y lo pensarán. De lo contrario no servirá de nada el mensaje pues lo ignorarán. El amor y el respeto van de la mano siempre.

Compartir

Comentarios