Oración para hoy Miércoles

Oración de la mañana 36789 Visitas

Amado Padre Celestial

Amado Dios, hoy me acerco hasta Ti, lleno de devoción y alegría a darte infinitas gracias por todas las bendiciones que Tú me brindas día tras día.

Gracias por la dicha de este nuevo despertar, por mi hogar, por mi familia, por el trabajo, la naturaleza, por el pan que pones en mi mesa y por todas las personas que me rodean.

Es hermoso sentir tu presencia en mi vida, te pido que nunca sueltes mi mano, pues solo en Ti confió plenamente y si Tú estás conmigo, de nada voy a temer.

Padre Todopoderoso, te pido que en este nuevo día seas Tú guiándome e inspirándome.

Permite que las palabras que salgan de mi boca sean para construir y dar amor, que mis manos sirvan para ayudar al prójimo y que pueda honrar tu nombre por medio de cada una de mis acciones.

Señor, te ofrezco todo lo que haga en este día, ayúdame a ser un humilde instrumento de tu obra.

Te pido amado Dios que seas Tú guiando cada uno de mis pasos. Por favor tómame de la mano, ilumina mi senda y permíteme avanzar en el camino que me llevará a cumplir mis metas y más grandes anhelos.

Te pido también por mi familia y por todas las personas que amo; que seas Tú abrazándonos con tu amor, protegiéndonos con firmeza y colmando nuestras vidas de salud, bienestar, alegría y bendiciones.

Te suplico que apartes de nuestro camino al falso amigo, al enemigo mal intencionado y que nos libres siempre de todo mal.Amado Dios, Tú mejor que nadie conoces mi vida, mis necesidades, mis sentimientos y mi corazón, por eso dejo en tus manos mi presente y mi futuro, pues confío plenamente en Ti y sé que Tú siempre me darás lo mejor, porque Tú eres bueno y tu amor no conoce límites.

Gracias por tu compasión que no conoce límites y ante todo, gracias por la bondad que tienes conmigo y con los míos.

Es hermoso vivir cada día con la certeza que da tu compañía y en medio del bienestar que dan tus bendiciones.

Gracias por nuestro hogar, por los alimentos que Tú llevas en abundancia a nuestra mesa, por la salud y por ser la brillante luz que ilumina nuestra senda y nos libra de toda oscuridad.

Señor, en este día quiero poner en tus manos todos mis planes y mis proyectos.

Tú sabes que anhelo crecer y salir adelante, que no quiero ser indiferente y mucho menos quedarme quieto ante las dificultades.

Por favor dame fuerzas y sabiduría para mantener el rumbo de mi vida en la dirección correcta y no permitas que los obstáculos del camino me detengan o me hagan desviar.

Te suplico que bendigas mi vida y la vida de mi familia, por favor mira nuestros sueños y grandes anhelos, danos constancia en nuestros propósitos, ayúdanos a tomar buenas decisiones a sembrar hoy la semilla que dará frutos en el día de mañana y si no es mucho pedir, permite que el día de hoy sea mejor que mis días anteriores.

Amado Dios, gracias por escuchar mi oración y proteger mi vida.

Tú eres mi auténtico refugio, mi esperanza, mi guía y mi fortaleza.

Solo en Ti encuentro la paz que mi corazón necesita y hoy será un día próspero y colmado de bendición, porque sé que Tú estás conmigo y con tu compañía, todo saldrá bien. Todo esto te lo hemos pedido en el nombre de Jesús tu Hijo Amado, amén.

Compartir

Comentarios