7 frases para no perder la fé en los momentos más difíciles

Mensajes cristianos 4924 Visitas

En la vida hay que sobreponerse a los obstáculos que aparecen.

Es por esta razón que cuantas más armas tengamos para hacerlo, mejor nos irá en ello. La fé es una de las mejores herramientas que podemos tener en los momentos de adversidad. 

Puede ser arduo pero si mantenemos la fé en estos momentos tendremos el poder de sobreponernos a cualquier cosa. Hoy te quisimos compartir algunas frases que nos alientan a no perder la fé en los momentos más desafiantes.

La fé es fundamental en los momentos más difíciles

1. La fé es el vigor que permite a un mundo partido renacer

Cuando todo está perdido y sentimos que ya no hay vuelta atrás la lógica se desvanece y la fé toma las riendas del asunto. Confiar, creer que si nos mantenemos fuertes cualquier cosa puede solucionarse es primordial en esta vida. 

2. La fe nos enseña que el amor viene antes de todo

La fé y el amor van juntos y son dos cosas inseparables. Cuando hay amor hay fé y si sucede esto hasta el sentido común puede ser desafiado y cualquier obstáculo puede ser sorteado.

3. Fé es confiar incluso cuando sea tirarse al vacío

Son muchas las veces que dejamos de hacer algo simplemente porque no sabemos qué es lo que nos espera del otro lado. La fé nos invita a tener esa iniciativa y confianza en que lo que deseamos sucederá si nos arriesgamos. 

4. Cuando la vida te tumbe la fé te levantará

Incluso en los momentos en los que rendirse parece ser la única opción no debemos hacerlo. Son precisamente estas situaciones en las cuales debemos mantener la fé y así resurgiremos más fuertes y sabios que nunca. 

5. Tener fé es confiar en lo invisible

No siempre lo bueno se deja ver. A veces, las mejores cosas no pueden mirarse ni tocarse. La fé nos permite ser receptivos a este tipo de cosas y creer en ellas como una de las cosas principales en esta vida.

6. La fé es el combustible de la vida

Sin fe nada es posible. Las mejores cosas que nos pueden suceder en esta vida, tarde o temprano, nos demandan tener fe y confiar. En estos momentos cruciales debemos estar más dispuestos que nunca a creer en que las cosas sucederán y los problemas se solucionarán.

7. La fé y el amor lo puede todo

Como mencionamos anteriormente, sin fé no hay amor y sin amor no hay fé. Estas dos cosas nos dan propósito y juntas son lo que impulsan nuestra vida hacia eso que tanto deseamos. El amor y la fé nos hacen ver la verdadera cara de la existencia y nunca debemos perderlos. 

La fé es la expectativa certera de las cosas que esperamos, la manifestación clara de ciertas realidades aunque no seamos capaces de apreciarlas. Nunca perdamos la fé y todo lo que anhelamos sucederá

Compartir

Comentarios